Registrarse

6 increíbles viajes por carretera

La carretera Karakorum atraviesa paisajes como este. Fuente: Pixabay Viajar y viajar por carretera deberían entenderse como cosas muy distintas. La libertad, los paisajes que se suceden a toda velocidad y, lo mejor de todo, la ocasión de parar cuando se quiera para disfrutar de esos rincones que no aparecen en las guías turísticas y que no se borrarán de tu mente son cosas que solo te ofrece un vehículo. Por si no se te ocurre por dónde perderte con tu coche, aquí tienes las mejores rutas por carretera del mundo.

1. La carretera romántica en Alemania

Si te decimos que esta carretera fue diseñada después de la Segunda Guerra Mundial para atraer turistas al sur de Alemania, quizá empieces a comprender que no es un mero sitio por el que desplazarse. Lo que te encontrarás a cada lado de la carretera parece salido de una película de fantasía. Verdes bosques, imponentes montañas de fondo, castillos y pueblos medievales salpican una ruta que se mueve por toda Baviera, dando la oportunidad de sumergirse en espacios repletos de magia. Esta carretera es esencial entre los mejores viajes en coche del mundo.

2. Carretera del Atlántico en Noruega

Fiordos, increíbles curvas en zigzag que dejan ver cómo el mar castiga las escarpadas costas de Noruega o, simplemente, la sorpresa de encontrarte con un grupo de focas o con una ballena resoplando a escasos metros de la carretera es lo que te promete este camino. Puedes conducir por él libremente, aunque nuestro consejo es que te detengas cada poco tiempo, te relajes y, si quieres, leas un libro o juegues a tu juego de casino online favorito, ya que pocas veces vas a volver a estar en un entorno parecido con la libertad de hacer lo que quieras.

3. Costa da Morte en España

El norte de España es un lugar muy singular para conducir. Hay muchos rincones de gran belleza, pero lo cierto es que pocos pueden competir con la Costa da Morte situada en la zona de Galicia. La ruta en coche te llevará desde Carballo hasta el Faro de Finisterre, un lugar que las civilizaciones más antiguas consideraban como el fin del mundo. Recorre cada kilómetro con atención y déjate sorprender por los acantilados y por los pequeños pueblos que salpican los kilómetros de playas desiertas de la zona.

4. Carretera del Karakórum en China y Pakistán

Si tienes vértigo, mejor que pases a la siguiente carretera, ya que esta es la vía pavimentada más alta del mundo. Toma como parte de su recorrido lo que en tiempos fue la Ruta de la Seda, por lo que la historia se deja ver en cada uno de sus rincones salpicada del colorido tradicional de las culturas que llevan siglos habitando esta remota región. Imponentes montañas nevadas, valles de tal profundidad que te impedirán ver su fondo o el exotismo de comunidades rurales en las que parece que el tiempo se detuvo hace siglos. Todo para dar forma a la que puede ser sin duda la aventura de toda una vida. La ruta Bollenstreek está repleta de coloridos campos de tulipanes. Fuente: Pixabay

6. Cabo de Gata en España

El trozo de carretera que va desde San José al faro de cabo de Gata, ambos lugares en la provincia de Almería, está considerado como uno de los más bellos del mundo. Son poco menos de 40 kilómetros los que hay de un punto a otro, lo que no impide que cada metro sea un regalo si te encanta disfrutar del paisaje mientras conduces. Curvas sinuosas, escarpados acantilados que anticipan el clima desértico de la zona y un mar Mediterráneo que parece infinito cada vez que aparece tras el giro de una curva o a la salida de un túnel son ingredientes que favorecen que este camino en carretera sea corto, pero muy intenso.

7. Pacific Coast Highway en Estados Unidos

Posiblemente, Estados Unidos sea el país que ha impuesto que los viajes en carretera resulten tan románticos debido a muchas de sus películas. Pues bien, si decides alquilar un coche clásico americano y conducir entre San Diego y Seattle, posiblemente sientas que eres parte de un film de Hollywood. La Pacific Coast Highway atraviesa tres estados diferentes, pasa por ciudades como San Francisco o Los Ángeles y la imagen del Pacífico está siempre presente, por lo que la experiencia será inolvidable con toda seguridad.


Una guía para jugar ... Sí, hay vida después ...