Registrarse

Comer insectos o flores estará de moda en 2019

Eating in Fuente: pxhere La alimentación es algo que cada vez preocupa a más personas. Los platos más tradicionales de la cocina están dejando espacio a otros un poco más novedosos. Aunque seguir las tendencias de la cocina sea tan difícil como llevarse el mayor premio de un casino, la verdad es que aquí hemos reunido alimentos, preferencias e ingredientes que parecen que van a estar muy de moda durante el 2019.

Flores muy apetecibles

Lo cierto es que siempre se han usado flores en la cocina, aunque la mayoría de las veces se hacía con un fin decorativo y no nutritivo. Hasta ahora, ya que se ha descubierto que muchos pétalos e incluso flores enteras cuentan con nutrientes que resultan de alto valor para el organismo humano. Por ejemplo, los pétalos de la flor del girasol son ideales para combatir las inflamaciones mientras que los de la rosa contienen vitamina C y son beneficiosos para la piel. Todo ello sin tener que cocinarlos en absoluto, y es que las flores mantienen sus mejores propiedades en crudo, por lo que no hay que volver a apartar los pétalos de ningún plato en el que estén presentes.

Comer insectos ya es toda una realidad

Los insectos han sido siempre vistos como algo que había que mantener lejos de la cocina de casa. Pues bien, parece que los expertos en alimentación se han empeñado en meterlos hasta el mismo plato del que nos alimentaremos durante el 2019, ya que resulta que cuentan con unas propiedades nutricionales excelentes y, además, son fáciles de criar. Comer insectos tiene muchas ventajas. Para empezar, son una fuente de proteínas de alta calidad que no aporta ningún tipo de grasa saturada. Además, son ricos en minerales y vitaminas del grupo B que resultan esenciales para la salud. Si a ello se le suma el que la cría de insectos para consumo es sostenible medioambientalmente y barata, la realidad es que estos pequeños seres pueden ser la comida del presente y del futuro. Grandes cadenas de supermercados ya ofrecen insectos envasados que han pasado todos los controles de sanidad, así que puede que estés a punto de introducir las hormigas, las orugas o los saltamontes en tu dieta.

La kombucha acabará con los refrescos

La bebida es una parte importante de la gastronomía, y en este sentido destaca la kombucha. Pese a que se presenta como una de las grandes tendencias del 2019, esta bebida cuenta con varios milenios de historia a sus espaldas, por lo que no es algo que acabe de nacer. El té kombucha no es más que una infusión fermentada por una colonia de hongos que alteran sus propiedades. El resultado es una bebida de sabor ácido que puede mezclarse con otros productos para obtener sabores muy variados y que, además, cuenta con beneficios para la salud como el de estimular la flora intestinal o revitalizar el organismo. Quién sabe, puede que a final de año todos estemos brindando con kombucha sin recordar siquiera lo que era un refresco tradicional.

El movimiento Real Food

Para terminar esta lista de tendencias nos centramos en una corriente que no deja de ganar adeptos. Se trata del movimiento real food, que hace una apuesta decidida por eliminar de la dieta todos los productos procesados. Los adeptos a la nueva tendencia, que son multitud, invitan a comprar en mercados, a cocinar a diario y a buscar siempre vegetales y frutas de proximidad que no hayan pasado por procesos de conservación industriales. Todo ello está lleno de beneficios tanto para la salud como para el pequeño comercio de proximidad, por lo que parece bastante probable que esta tendencia sea una de las claves del nuevo año gastronómico.


Consejos para vestir bien ... Animales con los que ...