Registrarse

Cómo afectará el Brexit al sector del juego

El Brexit abre un nuevo escenario para muchas empresas. Fuente:Stux Hasta el momento, las empresas del Reino Unido y de sus territorios controlados como, por ejemplo, Gibraltar, eran a todas luces compañías europeas sin límites dentro del Viejo Continente. Sin embargo, la figura del Brexit viene a cambiar esta situación de la noche a la mañana, lo que nos hacer preguntarnos: ¿Qué sucederá en el sector del juego?

La situación actual

Como sabemos, el Brexit se está demorando algo más de la cuenta por los problemas en el Parlamento británico. Sin embargo, esto no debería quitar el foco de atención sobre las situaciones que se sucederán justo cuando los ingleses abandonen la Unión Europea y no sean ya miembros del espacio único que esta forma. Puede que no lo sepas, pero una gran cantidad de los operadores que dominan el sector del juego online y físico son empresas inglesas. Estas pueden moverse de forma completamente libre por el territorio europeo sin tener que crear escisiones de ningún tipo y sin responder a los tipos impositivos de los países donde operan, ya que solo pagan impuestos en el lugar en el que esté su domicilio fiscal que, por lo general, suele ser Reino Unido o Gibraltar. El de Gibraltar es un caso especialmente interesante. Las empresas radicadas en el peñón tienen impuestos más bajos y otras ventajas fiscales y, además, gozan de la libertad de moverse por el territorio europeo al ser compañías británicas desde cualquier punto de vista. Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea esto cambiaría completamente, por lo que muchas de estas casas de apuestas solo podrían ejercer su actividad en las islas británicas, así que perderían su principal mercado. vista aérea de la ciudad de Londres Fuente:Pexels

Un futuro incierto

Si hasta el día de hoy la situación que hemos descrito anteriormente era la habitual, el día después de que el Brexit se haya hecho oficial, el panorama cambiará de forma radical. Las empresas que hasta el día anterior habían operado sus servicios de juego online y físico en toda la Unión Europea con unas condiciones de total libertad, se verán a partir de entonces gravadas de forma mucho más voluminosa al considerarse compañías ajenas al espacio común europeo. La pérdida de los beneficios fiscales para los operadores de juego puede dar lugar a dos situaciones. Una en la que las empresas se retiren hasta el mercado británico dejando escapar grandes cantidades de dinero y perdiendo las inversiones que han efectuado durante años por culpa del Brexit; y otra, mucho más probable, en la que las empresas decidan buscar nuevas sedes que aún estén dentro de la Unión Europea. Es decir, si las compañías afincadas en Londres o Gibraltar ya no podrán seguir beneficiándose de las ventajas de pertenecer al mercado común europeo, ¿por qué no trasladarse a otras ciudades que sí sigan contando con estos beneficios?

La lucha por hacerse con un sector destacado

La última decisión que hemos planteado, la de las empresas mudándose a capitales como Madrid o Berlín, es la más probable de todas al permitir que las compañías puedan mantener su actividad en el juego sin que el Brexit llegue a significar una ruina total. Pues bien, no hay que perder de vista que el del juego online es hoy un sector en pleno crecimiento que asegura tanto puestos de trabajo como grandes pagos en impuestos para las ciudades y países que se hagan con él. Esto ha despertado una lucha entre ciudades como Barcelona, París, Berlín o cualquier capital de la Unión Europea por quedarse con esas empresas británicas de juego que no quieren salir de Europa, una lucha en la que las cartas aún no se han descubierto y que es una de las muchas historias que corren paralelas al thriller en el que se ha convertido el Brexit.


Las 5 mejores Ted ... El oscuro y peligroso ...