Registrarse

Consejos para vestir bien en San Valentín

Cena para dos en San Valentín. Fuente: stevepb Se acerca San Valentín y cada año surgen la misma duda: cómo vestir en una ocasión tan especial como esta. Por supuesto, hay cosas que nunca fallan, aunque si quieres ser un poco más original este año, lo mejor es que no te pierdas los consejos que tenemos que darte para triunfar con tu imagen.

Cómo elegir el vestido perfecto

Según palabras de la experta diseñadora Katharine Polk, lo mejor para esta ocasión es seguir siendo uno mismo. Es decir, nada de extravagancias con las que no te sientas totalmente cómoda, ya que una de las claves del estilo es mostrarlo con naturalidad. Estamos de acuerdo en que comodidad e identificación con el modelo elegido son claves fundamentales. Pues bien, otra puede ser la del equilibrio entre el largo del vestido que elijas y su corte. Un buen consejo sería siempre optar por vestidos largos y ajustados o cortos y holgados, pero nunca al revés, ya que estas son dos combinaciones que aseguran el éxito en San Valentín. Una última cosa al respecto: piensa siempre en el lugar al que vas a ir. Por ejemplo, puede que tengas una noche especial en un casino como el de Macao o el de Montecarlo. Aquí la sofisticación y la elegancia se hacen necesarias para moverte con naturalidad por el restaurante, la sala de juegos o el hotel, ya que estos complejos mantienen unas claves de etiqueta que siempre debes respetar.

Tendencias que nunca fallan

Sentirte cómoda e identificada con lo que llevas puesto no significa ir a la cena de San Valentín en ropa de deporte o con traje de baño. Si estamos de acuerdo en que esta es una ocasión especial, lo mejor es demostrarlo. Por ejemplo, los colores negros son atemporales y nunca te van a hacer quedar mal. Un vestido largo negro o azul oscuro es siempre una magnífica elección si no se te ocurre nada más original, y es que con esta clásica prenda es imposible que falles. Corazones de San Valentín Fuente: pencilparker Ahora bien, la moda en San Valentín casi que no se entiende sin la compañía del color rojo. Aunque sea un poco más atrevido que los tonos oscuros, el rojo es también uno de los colores a tener en cuenta. Eso sí, puede que un vestido completamente rojo resulte algo llamativo en el bar de un casino o en un elegante restaurante, así que el mejor consejo que podemos darte y que hemos tomado de grandes especialistas en moda es que lo reduzcas a una sola prenda. Por ejemplo, una blusa de encaje roja es una elección perfecta. Si, además, tiene transparencia, opta por ropa interior también roja que aporte un extra de sofisticación a tu conjunto.

Los complementos son imprescindibles

El estilo se esconde en los pequeños detalles, así que no descuides la elección de los accesorios de ninguna forma. La pieza que no puede faltarte, especialmente si has elegido un vestido elegante, es la de unos buenos pendientes. Lo mejor es que sean sencillos y que como mucho tengan una pequeña incrustación en forma de piedra. Por supuesto, tanto para los pendientes como para el anillo, otro elemento fundamental en tu lista de complementos para el día de San Valentín, los diamantes son ideales. Son sofisticados, elegantes y derrochan glamour, por lo que parecen encajar de la forma más perfecta a un evento como el del día de los enamorados. Para terminar, añade un bolso de mano pequeño si vas a cenar en un lugar elegante. Puede ser a juego con tu vestido o crear un poco de contraste siempre que los colores sean complementarios, aunque puede que te apetezca ser un poco original aquí para mostrar una imagen de lo más desenfadada.


Ir a la moda, ... Comer insectos o flores ...