Registrarse

Despejar los mitos más comunes de los primeros auxilios

Los mitos de los primeros auxilios, pillados Fuente: Pixabay Los primeros auxilios marcan la diferencia entre la vida y la muerte. Aunque todos tenemos un conocimiento básico de primeros auxilios, existen muchos mitos y consejos contradictorios que pueden ser perjudiciales en una situación real. Tener a mano la información correcta es esencial, y cuanta más gente entienda los peligros de los mitos de los primeros auxilios, más gente podrá salvarse. ¡Echemos un vistazo a algunos de los mitos más populares que necesitan desmentirse!

Mito 1: Forzar a un niño a vomitar si ingirió veneno

Aunque pueda parecer una respuesta racional, forzar a una persona a que vomite solo hace empeorar la situación. Según la sustancia que se haya tragado, vomitar podría producir la abrasión de las vías respiratorias o complicaciones más graves. Lo mejor es llamar a una ambulancia y hacer que el niño beba leche o agua para expulsar la sustancia corrosiva.

Mito 2: Realizar un torniquete en la pierna de alguien que está sangrando

A menos que la arteria principal esté cercenada, realizar un torniquete en una extremidad puede ser más malo que bueno. El torniquete detendrá todo el riego sanguíneo en la extremidad, lo cual producirá un daño celular. Lo mejor es aplicar presión directamente en la herida para parar el flujo sanguíneo.

Mito 3: Poner hielo en una quemadura

Cuando nos quemamos, nuestra reacción inmediata es colocar hielo en la zona quemada. Lo cierto es que esto no es lo adecuado, ya que dañará la piel sensible. Las quemaduras leves tampoco deberían envolverse o tratarse con mantequilla, miel u otra sustancia. Es una quemadura, ¡no necesita cocerse en su jugo! Esto solo atrapará el calor y producirá que la quemadura empeore. En lugar de eso, aplica agua fría en la quemadura.

Mito 4: Nunca muevas a una persona en un accidente

Este mito se basa en el hecho de que una persona puede sufrir una lesión medular. En un accidente, una persona puede hacer frente a más peligros en su situación actual. Si la persona se encuentra a salvo y respira adecuadamente, no hace falta moverla. Si la persona no está a salvo o no respira, muévela a una ubicación mejor para realizar los primeros auxilios. Si tienes una sensación de desmayo al pensar en todas estas heridas, te proponemos que te cuides mejor con juegos de casino como el “Dr. Love”. Este título con temática médica no te dará náuseas, ¡sino que puede hacerte rico!

Mito 5: Succiona el veneno de una picadura de serpiente

Esto es un clásico, pero la gente sigue creyéndolo. Esto nunca funcionará, ya que la toxina ya se encontraría en el flujo de sangre. Ninguna succión hará efecto alguno. Haz que la persona se tranquilice, que respire despacio, y llama urgentemente a los paramédicos. Aprende lo que no tienes que hacer en los primeros auxilios durante una urgencia Fuente: Pixabay

Mito 6: Las compresiones en el pecho pueden ser muy perjudiciales

A menudo, la gente oye que las compresiones incorrectas en el pecho pueden perjudicar a un paciente. Lo cierto es que si el corazón de una persona se para, no se recuperará si le rompes una costilla. Evitar las compresiones en el pecho no tiene sentido en una situación de vida o muerte.

Mito 7: Una ambulancia viene de camino

Aunque los tiempos de respuesta pueden variar, siempre es cuestión de minutos que los paramédicos lleguen al lugar. Si no se llevan a cabo los primeros auxilios en ese momento, la situación de la persona puede deteriorarse y es posible que no se salve cuando llegue la ambulancia. Evalúa la situación y no dependas de los técnicos sanitarios.

Mito 8: No deberías utilizar un desfibrilador si no sabes si el corazón de la persona late

Nueve de cada diez personas no saben buscar el pulso en una situación de primeros auxilios. Esto es aún más complicado si la persona tiene un ritmo cardíaco lento o superficial. Si crees que el corazón de la persona dejó de latir, un desfibrilador detectará automáticamente si es así y llevará a cabo las descargas necesarias.

Mito 9: Colocar algo en la boca de una persona que tenga convulsiones

El objetivo es abrir las vías respiratorias, pero lo que puede ocurrir es que la persona muerda y rompa el objeto, provocando que se asfixie. En lugar de eso, colócala de lado y pon una almohada bajo su cabeza.

Mito 10: Orinar en la picadura de una medusa

Lo siento, amigos, esto es totalmente erróneo. ¡Y ahora todos los que se hicieron pis seguro que se sienten avergonzados! Aprendimos este truquito de la serie “Friends”. Lo cierto es que el calor de la orina puede producir que la picazón libere más veneno, haciendo que la picadura sea más dolorosa. En lugar de esto, enjuágate la picadura con agua de mar fría, no con agua corriente. ¡Y diles a tus amigos que se dejen los pantalones puestos! Enlaces:


'Fariña', el libro prohibido ... ¿Por qué en Colombia ...