Registrarse

El Parque Nacional de Rapa Nui amplía su “área turística”

Hilera de moáis, estatuas monolíticas características de Isla de Pascua Fuente: Sci-News.com El Gobierno de Chile, país al que pertenece el Parque Nacional de Rapa Nui, situado en la Isla de Pascua (Polinesia), ha anunciado recientemente una serie de mejoras para el territorio, cargado de historia y con restos arqueológicos tan importantes como los moáis, enormes estatuas monolíticas cuyo significado aún hoy se desconoce. Entre dichas mejoras destaca la ampliación en 190 hectáreas de los terrenos que conforman el parque y la creación de nuevas rutas patrimoniales para alentar a los visitantes a alargar su estancia en la región de Valparaíso. Sin duda, un motivo de celebración para los amantes de la naturaleza y la Historia, que podrán desconectar de la rutina entre vestigios arqueológicos y parajes de ensueño; una vez de vuelta en la ciudad, sin duda encontrarán incluso más apetitosos que antes pequeños pasatiempos tecnológicos como las app de mensajería o el blackjack online.

Un enclave rodeado de misterio

Nada más poner un pie en Isla de Pascua, los turistas olvidarán celulares, trabajos y problemas; tal es el aura de misterio y misticismo que envuelve un lugar que parece inmerso en otra época. Buena parte de ello se debe a los imponentes moáis, estatuas antropomorfas de grandes dimensiones que se distribuyen por toda la isla y cuya existencia no se ha documentado en ningún otro lugar del planeta. Las nuevas mejoras anunciadas se encaminan también a preservar este tesoro arqueológico; y es que casi todas las plataformas sobre las que se elevan las figuras se hallan en un estado ruinoso. No hay duda de que la arqueología es parte consustancial de una isla que cuenta con una historia rica, no desentrañada por completo y llena de mitos y leyendas que la dotan de un aura excepcional. El principal de estos mitos es el del hombre pájaro, que data del siglo XVIII y se basa en una competición entre las tribus isleñas para hacerse con el primer huevo del manutara. La tribu ganadora tendría, durante todo el año, un mejor acceso a los recursos naturales y, sobre todo, a los alimentos.

La magia (y el desconcierto) del cine

Seguramente, el cine ha llevado a un mayor número de turistas a interesarse por la Isla de Pascua, y es que la película Rapa Nui (Kevin Reynolds, 1994) se dejó seducir por la historia y la magia de este lugar. Pero no nos engañemos: poco de lo que se cuenta en el filme es cierto, ya que en ella sucesos históricos de distintas épocas se solapan en un mismo tiempo ficticio para dar solidez al argumento. No obstante, si sirve para despertar el interés por Rapa Nui y sus misterios, bienvenido sea el poder del cine. Porque una vez en la isla, poco importa el motivo del viaje. Y es que sus atractivos son infinitos, tanto para los amantes de la aventura como para quienes solo buscan relax. Así, los primeros podrán practicar actividades como el surf o el snorkel, mientras que los segundos tendrán la posibilidad de disfrutar de las extensas playas de arena blanca. ¿Quién necesita más motivos para desplazarse hasta este lugar de película?


Los sueños y sus ... Deslizamiento social: la alta ...