Registrarse

La crisis en Venezuela se extiende a Latinoamérica

Nicolás Maduro Fuente: Hugoshi La actual situación que se vive en Venezuela tras el pronunciamiento de Juan Guaidó y el apoyo que este ha recibido por parte de la mayoría de la comunidad internacional promete complicar aún más las cosas en los países de América Latina cercanos a la república bolivariana con una crisis económica, sanitaria y humanitaria sin precedentes.

La situación económica

Lo que se está viviendo estos días en el país caribeño no es fruto de la casualidad. Desde hace años, Venezuela tiene varios de sus principales activos económicos sancionados por Estados Unidos y otros muchos países. En concreto, la económica venezolana, que depende en gran medida de las exportaciones de petróleo, ha sufrido diversos reveses en la venta de crudo que han impedido que entre liquidez en el país. Esto, unido a otra serie de factores, ha conducido a un desabastecimiento generalizado que el ciudadano de a pie vive de una forma dramática. La imposibilidad de comprar bienes de primera necesidad debido al bloqueo internacional se conjuga con un escenario de inflación en el que el dinero venezolano cada vez vale menos. No es extraño encontrar a muchas personas que deciden apostar en juegos de casino online o en la lotería para llegar a fin de mes, algo desaconsejable ya que estos son divertidos pasatiempos y no fuentes para obtener ganancias estables.

Una política enrarecida

Desde que Maduro tomara las riendas del país tras el fallecimiento de Hugo Chávez, la política venezolana no ha hecho más que empeorar. Maduro cuenta en la actualidad con el apoyo de países como China o Rusia, aunque el resto del mundo, encabezado por EE.UU. y la Unión Europea, cada vez está más lejos del líder bolivariano. Los motivos son varios. Por un lado, a Maduro se le acusa de crear una administración hecha a su medida en la que la oposición no puede de ninguna manera ejercer su tarea. Es más, varios organismos han señalado que el presidente de Venezuela toma represalias penales contra miembros de la oposición, una práctica propia de dictaduras. A lo anterior hay que unir la sospecha de amaño en las últimas elecciones presidenciales. Muchos países han señalado que los comicios ni eran plurales ni libres, por lo que no es de extrañar que Guaidó haya aprovechado la coyuntura para manifestarse contra el gobierno autoproclamándose presidente de Venezuela hasta la celebración de nuevas elecciones. Bandera Venezolana Fuente: DavidRockDesign

Las consecuencias en el entorno

Por supuesto, la falta de recursos económicos de los venezolanos, la inestabilidad política y el desabastecimiento de bienes de consumo de primera necesidad y medicinas tiene graves consecuencias en los países limítrofes. Se calcula que en torno a 5000 venezolanos abandonan cada día el país hacia lugares como Colombia o Brasil. Los primeros perjudicados son, evidentemente, estos mismos refugiados que se ven obligados a dejarlo todo para alcanzar un objetivo que no tiene mayor anhelo que el de una situación estable a todos los niveles. Sin embargo, los países de acogida también se están viendo superados por la situación. En muchos casos, los refugiados colapsan las fronteras y crean una situación de riesgo que se deja notar a nivel sanitario en primer lugar. Su atención es tan costosa como compleja y así lo ha hecho notar incluso el gobierno colombiano teniendo que pedir ayuda a la agencia de la ONU para la ayuda al refugiado. Ante tal panorama, el fantasma de una intervención armada por parte de Estados Unidos en el país está cada día más presente. Eso sí, los líderes latinoamericanos y buena parte de la comunidad internacional apuestan por terminar con Maduro y su régimen de una forma pacífica y dialogada abriendo la puerta a que Venezuela pueda recuperar pronto la estabilidad que ansían sus ciudadanos.


¿Quién quiere ver los ... Y el Óscar es ...