Registrarse

Los patrocinios del Mundial caen por la corrupción

Fifa World Cup 2018 opening ceremony Fuente: Wikimedia Un mundial es el espectáculo más grande que puede darse en lo que respecta al fútbol. Pero también es un negocio de colosales proporciones. De hecho, la FIFA había multiplicado por tres sus ingresos por patrocinadores para estos eventos entre el de 2002 en Corea y Japón y el de 2014 en Brasil. En el primero, obtuvo 512 millones de dólares, mientras en el segundo recibió 1.628. Sin embargo, los recientes escándalos en que se ha visto envuelto el máximo órgano rector del fútbol le han reportado grandes pérdidas.

La corrupción pasa factura al fútbol

De hecho, para el Mundial 2018 que se está celebrando en Rusia, los ingresos por patrocinadores han bajado a los 1.334 millones de dólares. Es decir, casi trescientos menos de los obtenidos en 2014. Y todo ello se debe a que las grandes multinacionales no quieren verse salpicadas por las prácticas ilícitas de los dirigentes de la FIFA, quienes obtenían millones de sus federaciones nacionales de una forma ilícita. Sin embargo, tú puedes obtener buenas cantidades de dinero, si tienes suerte, con nuestros juegos de casino, que además son muy divertidos. El hecho es que patrocinadores tradicionales de los mundiales de fútbol como Johnson & Johnson, Castrol o Continental dejaron de apoyar a la FIFA a raíz de los citados escándalos y otros han bajado su aportación económica. No obstante, otras muchas multinacionales continúan apoyando el evento. Es el caso de marcas tan conocidas como Adidas, Coca Cola, Gazprom, Budweiser, McDonalds o Hyundai. Además, la FIFA ha tenido la suerte de que grandes empresas chinas, como Wanda Group, hayan aprovechado la ocasión para ocupar el puesto de las primeras entre los sponsors del mundial y obtener buenos réditos publicitarios en Occidente. Y también de que, en Rusia, anfitriona del evento, haya grandes colosos empresariales que no podían abstenerse de figurar entre los patrocinadores. Former Fifa President Sepp Blatter Fuente: USA Today

Los casos más sonados

Los casos de corrupción que afectaron a la FIFA fueron gravísimos. Tanto que el propio presidente del organismo, el suizo Joseph Blatter, ha sido suspendido para el cargo durante ocho años y multado con 50.000 francos suizos. Tal sentencia fue dictada por el mismo comité de ética de la FIFA, que lo acusó de administración desleal y conflicto de intereses a causa de un pago injustificado a Michel Platini, presidente de la UEFA, por importe de 1,8 millones de euros. Fue el mayor escándalo en que se vio inmersa la FIFA, pero no el único. Cuando se eligió a Catar como sede del Mundial 2022 pese a la controversia que ello despertaba, trascendió que varios altos dignatarios del máximo organismo del fútbol mundial habían recibido sobornos para votar a favor del emirato arábigo. El presidente de la Confederación Asiática, Mohammed Hammam, se vio obligado a dimitir acusado de haber pagado cuatro millones de dólares a algunos colegas africanos para que se pronunciasen a favor de Catar. Pero los escándalos vienen de antes. En 2004, la justicia norteamericana sentenció que la FIFA había actuado ilegalmente al rescindir el contrato de patrocinador a Master Card a favor de Visa, gran rival de ésta. En conclusión, a la FIFA le están costando caros los fraudes a la ley que han salido a la luz a lo largo de estos años. Respecto al mundial anterior, ya ha perdido casi trescientos millones de dólares de los patrocinadores y tan sólo los nuevos apoyos de los gigantes de la economía china y rusa le permiten mantener un nivel de ingresos aceptable para el campeonato actual.


Rafa Nadal, un campeón… ... Argentina, a la sombra ...