Registrarse

Millenials, los vástagos de la crisis

Millenials, los vástagos de la crisis Fuente: Tech.co Cada generación tiene que enfrentarse a problemas particulares de su época. Esto es cierto, aunque pocas veces se ha visto un contexto tan complicado como el que han tenido que afrontar el joven milenial debido a la crisis financiera y un entorno laboral que no deja de ser peor que el recibieron sus padres.

¿Cuál es la situación real?

Hay que ponerse en contexto para comprender las dificultades que este grupo de población ha vivido y aún sigue viviendo. Para empezar, el nivel de formación de esta generación es posiblemente el mejor de la historia, lo mismo que sus habilidades digitales en tareas tan diferentes como usar las redes sociales, jugar al casino en línea o diseñar una página web para su empresa. Partiendo de estas evidentes ventajas, lo cierto es que todo lo demás ha sido complicado para esta generación. Cuando los jóvenes milenials comenzaban a dar sus primeros pasos en el mundo laboral, el hundimiento de los mercados internacionales supuso un severo varapalo a sus aspiraciones profesionales. Tasas de desempleo disparadas, ofertas de trabajo con salarios irrisorios y la incapacidad para conseguir la soñada estabilidad económica sobre la que fundamentar un proyecto de vida son situaciones que con el paso del tiempo se han convertido en cotidianas para muchos jóvenes.

Las diferencias con la generación del Baby Boom

Para ver las cosas con un poco de perspectiva, lo mejor es analizar el contexto en el que la anterior generación forjó su vida. Los babyboomers se encontraron con unas sociedades occidentales en continuo crecimiento en la que el emprendimiento solía ser recompensado de forma muy positiva. Había posibilidades de crecer en la escala social de forma evidente y fueron muchos los que así lo hicieron. Además, el desempleo juvenil era casi un desconocido. Los jóvenes salían al mercado laboral con la seguridad de conseguir un puesto adecuado a su formación, y es que la demanda de todo tipo de profesionales era muy alta. Las diferencias con la generación del Baby Boom Fuente: Washington Monthly A ello se une el fortalecimiento de los estados de bienestar, algo que contrasta con la actualidad. La generación del Baby Boom daba por segura la sanidad, la educación y las ayudas sociales a los más desfavorecidos. Todo ello formó el carácter positivo y decidido de esta generación. Por el contrario, el sombrío panorama que ha forjado la crisis económica reciente ha hecho que el milenial sea mucho más pesimista en sus proyecciones de su futuro, algo que se deja ver en todos los aspectos de la vida.

Las consecuencias más notables

Si el milenial tiene una visión un tanto pesimista del futuro no es por simple capricho. Como ya hemos dicho, las condiciones sociales han evolucionado a peor. Se han perdido garantías sociales y el mercado laboral se ha deteriorado de forma considerable, lo que hace que muchos no encuentren motivos para confiar en que los próximos años vayan a ser mejores. Las consecuencias de ello son evidentes. Los jóvenes buscan hoy la forma de asegurar su futuro sin arriesgar demasiado en el emprendimiento. La edad para tener hijos o adquirir una vivienda en propiedad aumenta de forma considerable en gran parte debido a esa misma inseguridad laboral que lastra a la generación. En definitiva, ser milenial no es para nada sencillo ni cómodo. Eso sí, los jóvenes de hoy día siguen teniendo cualidades que no se han visto antes sobre las que seguramente asentará su futuro como son la competencia digital, un mayor nivel formativo y una gran imaginación para solucionar problemas.


Los fundadores de Instagram ... Clicktivismo o cómo hacer ...