Registrarse

Siestas Saludables Para Nuestro Bienestar

Mujer tomando siesta Fuente: blog carinanos Una siesta es una forma saludable de recuperar el déficit que el insomnio, o bien los desórdenes del sueño, nos causan. Pero el término en inglés NAP (siesta) adquiere un distinto significado en el mundo de las apuestas. El término NAP se usa para identificar uno de los mejores tips de los apostadores del día. Esa apuesta que no puede fallar, un caballo, un equipo, que se ve mucho... Pero hablaremos de eso en otra ocasión... Incluso en gente que duerme regularmente bien, las siestas pueden mejorar el rendimiento de estas personas en rubros como la capacidad de reacción, el razonamiento lógico y el reconocimiento de símbolos, como describió la doctora de la Universidad Brock, en Canadá, Kimberly A. Cote en una reseña de 2009. Los europeos han tomado siestas por siglos. Ya los romanos tenían esta costrumbre en sus pausas de mediodía en momentos factibles que se encontraban entre sus correrías y sus fiestas y bacanales. Otra culturas, aparte de las europeas, también han encontrado que las siestas son benéficas y se sabe que incluso en el Corán, se aconseja esta práctica. Según un estudio de la Universidad Boulder de Colorado, los niños que no toman siestas regulares por la tarde muestran menos capacidad de atención y divagan más mientras que muestran niveles más altos de ansiedad y no se desenvuelven al mismo nivel en las áreas de solucionar problemas como aquellos que sí tomaron sus siestas diariamente. Asimismo, se encontró que ocurría el mismo fenómeno en los adultos estudiados; gente que por lo general toma siestas en la tarde, demuestran un mejor rendimiento en general y tienen niveles más altos de atención. Los científicos sugieren que una siesta de 10 a 20 minutos es más que suficiente para darle a tu cerebro un boost energético.

Por Qué Necesitamos Tomar Siestas?

Casi todos los mamíferos duermen por cortos períodos de tiempo durante el transcurso del día pero nosotros los humanos hemos establecido el acto de dormir en un acto único y de larga duración -aunque se cree que nuestros cuerpos están programados para albergar dos períodos de sueño intenso durante el día: el primero, de las 2AM a las 4AM y el segundo entre la 1 y las 3 de la tarde. Según los científicos, lo que a veces ocurre con nosotros luego del mediodía, --esa somnolencia que muchos de nosotros sentimos-- no se debe, en lo absoluto, ni al calor ni a haber comido demasiado, sino a una condición evolutiva y fisiológica que naturalmente disminuye nuestra capacidad de reacción, nuestra memoria, coordinación, e incluso afecta nuestro humor y nuestro estado de alerta. Hombre tomando una siesta            Fuente: i24mujer

Entendiendo Los Beneficios De Las Siestas

Durante años se ha creído que las siestas son un sinónimo de pereza. Basta ver los calificativos que se emplean: “Nos cacharon tomando una siesta”, o bien “nos encontraron cayéndonos de sueño en el descanso”. Suena negativo, ¿cierto? Pero en realidad las últimas evidencias científicas indican que tomar una siesta al mediodía no solo es benéfico para todo nuestro cuerpo sino que colabora directamente para alcanzar un bienestar en general. Además, ha salido a la luz que tomar siestas incrementa nuestra atención, creatividad, nos pone de buen humor y estimula nuestra productividad de las últimas horas de la jornada. Una siesta de una hora puede, de hecho, mejorar nuestro estado de alerta y atención hasta por 10 horas, según un experimento llevado a cabo por la NASA en el que se encontró que una siesta de 26 minutos en vuelo (mientras el avión era pilotado por un copiloto), mejoró el rendimiento del piloto que tomó la siesta en un 34% y su atención y estado de alerta en un 54%. Otro estudio por parte de la Universidad de Harvard publicó el año pasado que tomar siestas de 45 minutos mejoraba el aprendizaje y la memoria, además de que ayudaba a reducir el estrés y, por tanto, el riego de enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad. Otro de los grandes beneficios de las siestas es que nos ayudan a preservar una buena apariencia física. El acto de dormir es algo restaurador para nuestro cuerpo y mientras que dormir poco nos hace lucir cansados y fatigados, menos saludables y por tanto menos atractivos, las siestas actúan para contrarrestar todos estos efectos negativos que nos produce el insomnio y contribuyen directamente para que luzcamos jóvenes, sanos y llenos de energía. Por último, si eres de aquellos amantes del deporte, deberías saber que las siestas son fundamentales para el rendimiento deportivo y que tanto los atletas de élite así como equipos profesionales de casi todas las modalidades, le otorgan al buen sueño y al hecho de tomar siestas regularmente, un rol determinante en el desempeño de los jugadores. Se ha encontrado que los deportistas que suelen tomar siestas consideran esto como una poderosa herramienta para mejorar su juego y les ayuda, asimismo, en su rendimiento motriz y en la precisión que requieren para llevar a cabo sus actividades; también, reportan, les ayuda a obtener más velocidad, fuerza y capacidad de reacción.   ¿Buscas consejos de salud? Quizá te interese leer


Denunciantes anónimos y no ... ¿Qué Se Entiende Por ...