Registrarse

Tutorial para jugar a craps

Fuente: Pexels Entre los muchos juegos de casino con los que puedes divertirte, los de dados suelen estar entre los favoritos de todo el mundo. Inmediatez, rapidez, emoción y la posibilidad de ganar grandes apuestas son los componentes esenciales del craps, un juego de dados en línea que queremos explicarte a fondo para que puedas disfrutarlo al máximo.

La historia del craps

Sin duda, este es uno de los juegos más antiguos de los que hay constancia. Es más, es fácil rastrear sus orígenes en la Edad Media y en situaciones históricas tan bien documentadas como las Cruzadas, un ambiente en el que los caballeros se dedicaban a jugar a los dados para pasar el rato. Claro que el juego se ha ido refinando con el tiempo, especialmente por los aportes de los jugadores franceses que lo acogieron con gran entusiasmo. Uno de los impulsos más importantes en la historia del craps se dio en la ciudad de Nueva Orleans con las innovaciones de Bernardo de Marigny. No obstante, su sistema tuvo que ser perfeccionado pues era fácil engañar a la banca. La mejora la desarrolló John H. Winn introduciendo la apuesta de barra de no pase, algo que te explicaremos más adelante. Con todo, el actual craps de casino, también existe una versión callejera que fue muy popular durante la Segunda Guerra Mundial, es hoy una de las mayores atracciones para los amantes del azar.

Cómo jugar a craps

Aparentemente, el juego es de lo más sencillo, aunque la realidad es que esconde una enorme complejidad debida en gran parte a la variedad de apuestas que pueden hacerse en una misma tirada. Dicho de una forma muy simple, el craps consiste simplemente en rondas en las que se tiran 2 dados y en las que se realizan apuestas sobre el resultado que saldrá en ellos. Esto demuestra que el craps es tan fácil de jugar como intrincadas son las reglas que vienen ahora. Para empezar, antes de la tirada se debe hacer una apuesta llamada línea de pase. En la forma de jugar estándar, la tirada debe buscar un 7 en uno de los dados o un 11 en la suma de los 2 para ganar su apuesta. Esta se suele pagar en una proporción de 1 a 1, ya que es la jugada más básica de todas las que pueden hacerse en este juego. Si al jugar la línea de pase el jugador obtiene un 2, un 3 o una suma de 12, es la banca la que gana la mano. Para seguir jugando habrá que volver a realizar la apuesta inicial de línea de pase y comenzar nuevamente el proceso explicado hasta el momento. Como ya se apuntó antes, hay un tipo de apuesta conocida como barra de no pase que, básicamente, es lo opuesto a la línea de pase. Es decir, se pierde con un 7 o una suma de 11 y se gana con un 2, un 3 o un 12. Venir y no venir son otros 2 tipos de apuestas que no siempre están disponibles. Su misión es crear una segunda línea de pase. La diferencia aquí es que, si no salen los números vencedores, el jugador deberá incrementar su apuesta aumentando el riesgo de la jugada. La cosa puede complicarse aún más en el craps, y es que cabe establecer apuestas contra otros jugadores, jugadas múltiples a un solo tiro y mucho más, aunque esto complicará bastante las cosas para los principiantes. Fuente: Pexels

Estrategias para ganar al craps

Incluso los jugadores noveles pueden encontrar algunas sencillas estrategias que les ayudarían en las primeras manos cuando aún no conocen a fondo las reglas más complejas de los dados. Por ejemplo, una de las más comunes es la martingala que se basa en una teoría de la probabilidad. Para hacerla funcionar hay que marcar una apuesta inicial y doblarla indefinidamente cada vez que se pierde. Cuando se gana una mano, se vuelve a comenzar con la apuesta inicial. Esta es una estrategia muy práctica para evitar grandes pérdidas. No obstante, por mucho que la probabilidad actúe en este juego, nunca hay que olvidar que el factor suerte es el que domina los juegos de azar, por lo que no hay nada asegurado. Lo mismo sucede con la falacia del jugador, otra estrategia de craps apta para los principiantes. Esta consiste en determinar que un número que no ha salido en bastantes tiradas deberá hacerlo pronto, por lo que se puede apostar a él con cierta seguridad, aunque nunca con una certeza absoluta. La falacia del jugador es arriesgada, aunque, al fin y al cabo, que un número determinado salga en los dados es algo que sucede antes o después, por lo que solo se necesita un poco de paciencia para verlo rodar sobre la mesa.


6 campañas publicitarias cargadas ... ¿Dónde van los deportistas ...